Certezas (V)

Me sorprende la instantánea, ajena completamente. Quisieras parecer tú, pero ya no lo eres. Ni siquiera te asemejas a aquello que fuiste para mí. Y lo lamento, lamento las pérdidas y los desencuentros, las palabras vacuas, los silencios sordos…

Elegimos. Estar o no. Sentir o no. Hacer o no. Elegimos. Aunque queramos convencernos de que no, sí que lo hacemos; consciente o inconscientemente.

Y casi que puedo decirte que ya no me duele, acepto las nuevas reglas del juego, sólo que, quizás un día, cuando quieras volver, yo ya no esté.

Anuncios

Y volver, volver, volver…

Vuelve. Regresa a colocar los puntos cardinales orientados, sin perder de vista tu Norte, que puede ser tu Sur o tu poniente, qué más da…

Vuelve a desandar lo andado, a comenzar de nuevo, una y otra vez, sin cesar, vuelve a las raíces, a la esencia, vuelve para encontrarte, para perdonarte, para no perderte una vez más…

Medio certezas

FRIENDS

Pensaba que elegíamos a los amigos, pero no es cierto. Los amigos los encontramos. Porque a veces elegimos en nuestro camino a quienes nos acompañen y sin embargo, esas personas deciden no estar, por razones varias, aunque la principal sea una excusa, la del “no poder“, que equivale como diría mi bien nunca venerado doctor rural, “no querer“. Podemos disfrazarlo de condicionamiento social si queremos, de egoísmos sentimentaloides, de vacuos argumentos por los que simplemente decidimos no estar. Pero decirlo, así, brutal y sinceramente, no se estila. No es poético decir “no me apetece verte, tengo otras cosas que hacer que ahora mismo son más importantes o he decidido no ponerte en mi escala de prioridades“, que para el caso es lo mismo; no es poético, no es educado quizás, no se estila.

Nunca es fácil hablar, nunca es fácil buscar tiempo o espacio o lo que sea, pero lo que sin duda no es sencillo es ser sincero. En esta época de materialismos impuestos, decir la verdad tiene un precio demasiado alto…

Por eso, mis amigos, son la familia que encontré en el camino, son los que decidieron quedarse…sean bienvenidos, los llevaré conmigo a todas partes…