La boda

Me pidió que leyera en su boda, que escribiera para ella…

…y por y para ella escribí…

…y por y para ella leí:

“Es un privilegio formar parte de los momentos únicos de cuantos nos rodean, es un honor participar de esos momentos inolvidables, porque quedan grabados siempre en la memoria.

Y Cristina y Gerardo nos han elegido a todos y cada uno de nosotros para celebrar esta ceremonia tan especial con ellos, como parte de su familia, para sellar y consagrar su unión.
Ser familia es estar, ser comprender, compartir, apoyar…pero por encima de todas las cosas, es amar.
Y en nombre del amor estamos aquí. Un amor que como decía San Pablo: “todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”. Un amor que todo lo puede, que se entrega y se doblega, un amor sin límites.
Dichoso aquel que encuentra en el otro su justa medida, no sólo pasión, admiración y afán. Dichoso aquel que siembra de generosidad su amor, pues amor será el fruto que reciba.
Un amor que nos potencie, que nos haga mejores cada día, no sólo tú para mí y yo para ti, sino para cuantos nos rodean, para el mundo que nos conforma. Porque el amor nos hace libres, nos da alas…y no habrá dificultad que juntos no podáis superar, ni temporal que os haga zozobrar, ni impás que os desespere, porque ante la adversidad iréis caminando juntos de la mano, porque habrá un tiempo para cada cosa, como decía el Eclesiastés. Y ahora es momento de plantar, de curar, de edificar, de reír, de bailar, de recoger las piedras, de abrazarse, de saborear la paz en nuestros corazones, la serenidad, la plenitud y la grandeza del amor con todos los que aquí nos reunimos hoy.
Las sagradas escrituras dicen: “la mujer fuerte quién la hallará, vale más que las perlas; y el que la posee es rico con ellas sola”. Gerardo la halló: la mujer completa, la joya de mujer, el diamante hecho persona. Y Cris, mi Cris, halló al hombre de su vida; aquel que la completa y hace feliz.
Cuidad de ese amor, cada día, cuidad el uno del otro, cada día, haceos felices, cada día, que nosotros también lo seremos de saberos felicidades.”
Anuncios